Detección precoz

En España se estima que hay 140.000 personas infectados por el VIH de las cuales aproximadamente 40.000 desconocerían su situación. Este 30% de personas que desconoce que están infectadas por el VIH, se estima que contribuyen a un 60-70% de las nuevas transmisiones.

Los datos de Canarias indican que, aproximadamente la mitad de las personas a las que se les detecta la infección por VIH, son diagnosticadas tardíamente.

Esto significa a nivel individual, una peor respuesta al tratamiento y un exceso de mortalidad y a nivel de Salud Pública, un número de personas infectadas que desconocen su situación y contribuyen a un exceso de nuevas infecciones con los consiguientes costes económicos.

La prueba del VIH es clave en la prevención de esta infección para beneficiarse, lo antes posible, de un seguimiento médico y adoptar las medidas necesarias para evitar la transmisión a otras personas.

El miedo a los resultados no debe ser un obstáculo ya que en la actualidad la infección por VIH, si es detectada de forma precoz, se controla de forma eficaz y responde bien a los nuevos tratamientos.

Un resultado negativo disminuye la incertidumbre y favorece, posteriormente, la realización de prácticas más seguras.

Un resultado positivo permite beneficiarse de un seguimiento médico, acceder a un tratamiento eficaz que mejore la calidad de vida y adoptar las medidas necesarias para evitar la transmisión de la infección a otras personas. Por lo tanto, permite el control sobre la salud y la toma de decisiones.

En Canarias, la prueba del VIH se realiza en los centros sanitarios de la red pública y se recomienda a:

  • Personas que hayan tenido cualquiera de las siguientes prácticas de riesgo: Relaciones sexuales con penetración (anal o vaginal, y también oral si hubo eyaculación) sin preservativo.
  • Personas usuarias de drogas inyectadas.
  • Personas que han tenido alguna infección de transmisión sexual.
  • Personas que tienen pareja estable y quieren dejar de usar el preservativo.
  • Personas que hayan tenido relaciones sexuales sin protección con otras personas VIH o hayan compartido el material para inyectarse drogas (jeringuillas, agujas, cucharas, filtros, etc.).

Recomendación de la prueba una vez al año para los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres:

De acuerdo con los estudios realizados en nuestro país, el 9,4 % de los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH) pueden estar ya infectados por el VIH.

Se estima que 1 de cada 10 HSH tiene la infección por VIH.

Se trata del único grupo de población donde está aumentando tanto el número como el peso porcentual en nuevas infecciones de VIH.

Por todo ello, las autoridades sanitarias recomiendan a los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres la realización de la prueba del VIH al menos una vez al año.

 

 

Ventajas del diagnóstico precoz

  • Disminución de la mortalidad y la morbilidad. Disminución del riesgo de padecer infecciones asociadas y disminución del riesgo de fallo del tratamiento.
  • Favorece la disminución de la transmisión a personas no infectadas, ya que las personas tratadas tienen  muchas menos posibilidades de transmitir el Virus.
  • Aumenta la esperanza de vida, ya que permite el acceso al tratamiento y a los seguimientos médicos. Las personas con infecciones recientemente adquiridas tienen casi la misma esperanza de vida que las personas sin VIH.
  • Disminuye la carga económica para los sistemas sanitarios ya que los gastos médicos del diagnóstico tardío son hasta 3,7 veces más elevados que los gastos del diagnóstico y tratamiento a tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies