Los preservativos

El preservativo masculino y el femenino han demostrado ser los métodos más eficaces en la prevención de la transmisión del VIH en las penetraciones vaginales, anales y en el sexo oral. Su uso también es una forma muy eficaz para prevenir otras infecciones de transmisión sexual (ITS) y embarazos no deseados.

Es importante…

  • Comprarlos en farmacias o en otros lugares que ofrezcan garantías.
  • Comprobar que estén en buen estado, la fecha de caducidad y que estén homologados por la autoridad sanitaria y marcado CE.
  • Protegerlos del calor, la luz y la humedad excesiva (ojo con las carteras y las guanteras de los coches, los cambios de temperatura los pueden deteriorar).
  • Guardarlos en lugares frescos y secos.

 

Preservativo masculino

Los preservativos son una forma eficaz de protección frente al VIH y otras ITS siempre que se usen de forma correcta y sistemática en todas las relaciones sexuales con penetración (vaginal, anal u oral). Existen diferentes tipos de preservativos según la práctica sexual:

  • Preservativos sin látex (poliuretano) que no contiene ninguno de los componentes que puedan provocar síntomas de alergia.
  • Preservativos estándar con depósito, lubricados y con aromas que enmascaran el olor a látex y con diferentes tipos de grosor. Pueden estar más lubricados para tener una mejor sensación de placer en la penetración y evitar roturas.
  • Preservativos reforzados, más gruesos y más lubricados. Para una mayor seguridad en las relaciones con penetración anal. La mucosa anal es más rígida y más vascularizada por lo que existe mayor riesgo de rotura de los vasos, de ahí el reforzamiento del preservativo.
  • Preservativos de sabores que añaden un valor diferente a las relaciones. Útiles para el sexo oral (no olvidemos que una parte importante de algunas de las ITS se transmiten por esta vía).

También hay que considerar que existen preservativos masculinos que se adaptan anatómicamente (más largos o más anchos); con estrías para incrementar la estimulación o ultrafinos también con el mismo fin.

Situaciones y causas de rotura de un preservativo:

  • Aplicación de lubricantes oleosos.
  • Daños provocado por las uñas u otros objetos afilados.
  • Inadecuado espacio o presencia de aire en la punta del preservativo.
  • Existencia de piercing en los genitales.
  • Falta de lubricación adecuada.
  • Desenrollar incorrectamente el preservativo.
  • Conservación inadecuada.
  • Reutilización del preservativo.
  • Caducidad del preservativo.

 

Preservativo Femenino

  • Funda de un plástico muy fino pero muy resistente (poliuretano o nitrilo) que se presenta lubricado con una sustancia a base de silicona.
  • Recubre las paredes de la vagina y también la vulva e impide el paso de los espermatozoides al interior del útero.
  • Es un método muy eficaz en la prevención de las ITS.
  • Puede aportar a un número considerable de mujeres un grado de autonomía y por tanto, contribuir a aumentar el control que tienen de su fertilidad y sexualidad.

 

Entre las ventajas del preservativo femenino hay que destacar:

  • Está hecho de poliuretano o nitrilo, por lo que es una buena opción para quienes tienen alergia al látex.
  • Es transparente, suave y resistente.
  • Puede permitir juegos eróticos previos y posteriores a la penetración sin necesidad de interrumpir la relación sexual ya que puede insertarse desde el principio de la relación, incluso hasta ocho horas antes, puesto que no necesita que el pene esté en erección para su colocación.
  • Permite mantener relaciones sexuales en cualquier posición sin que se produzcan roturas o deslizamientos.
  • No es necesario retirarlo inmediatamente después de la eyaculación.
  • Se puede usar con lubricantes a base de agua o aceite.
  • Viene muy lubricado, por lo que puede ser una solución en los casos de falta de lubricación.

 

Entre las desventajas destacamos:

  • Puede resultar complicada su utilización.
  • Genera sonidos extraños.
  • Son mas caros y difíciles de conseguir que los preservativos masculinos.
  • Pueden resultar algo antiestéticos.

 

A cerca de los lubricantes

Es aconsejable lubricar el preservativo una vez puesto para facilitar la penetración.

Muchos condones ya vienen con el lubricante incorporado.

Se pueden comprar en las farmacias.

Hay que tener en cuenta que sean de base acuosa, ya que los aceites (vaselina, cremas o lociones corporales) pueden estropear el látex del preservativo y romperlo.

 

Las bandas de látex

Son barreras de protección oral, se utilizan para la práctica de la estimulación del clítoris y la vagina o del ano que se realiza con la boca o con la lengua; estas barreras se pueden adquirir en farmacias, en tiendas sexuales, o hacerlas con un condón, con un guante de látex.

El uso de estas bandas está recomendado para las parejas serodiscordantes, (uno/a de la pareja tiene la infección por VIH y el otro/a no) y personas con prácticas sexuales de riesgo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies